Polkadots

Polkadots: De Básico a Tendencia

Directo desde el mediterráneo se pronuncia un estampado amigo de la tendencia maximalista. ¡Los Polkadots llegan para recordarte su versatilidad a la hora de combinar texturas! Los veremos presentes combinados en remeras básicas con faldas midi, en blanco y negro y, en colores para los más arriesgados.

Este estampado – al que se le vaticinó su éxito desde el año pasado – será visto sobre todo en vestidos, junto con volados y chaquetas ligeras para adaptarlo a las temporadas más cálidas que se avecinan.

Si bien es difícil pensar en lunares y no relacionarlo con una bailaora flamenca, no temas en sumarte a esta tendencia pues ha sido reinterpretada y actualizada para obtener un look más moderno y acorde a la movida argenta.

¿Cómo utilizarlo?

El blanco y el negro son el clásico, sin embargo, para la temporada en puerta el marrón – en toda su gama – será el protagonista, junto con tonalidades naranja, que van muy bien con el sol, el calor y color típico de estas estaciones.

Esta tendencia tiene la ventaja de que, al estar tan ligada al maximalismo, brinda la libertad al consumidor de agregarle cualquier accesorio, sin romper con un patrón establecido. ¡Todo vale!

Preparate para verlo todo a puntos; desde camisas, pantalones, polleras, hasta bolsos y bikinis que se pintan de lunares, de tamaño medio y mini, e incluso la mezcla de ambos para los clientes más vanguardistas. 

Podés ofrecer polkadots para toda ocasión. Para la noche los lunares en telas satinadas son un golazo, mientras que para el día el consumidor estará buscando prendas más discretas como un cinto, una blusa, alguna cartera o accesorio.

Recomendale a tu cliente que lleve lo que más represente su personalidad, no dudés en abastecerte con esta tendencia, pues esta temporada los lunares ¡van con todo! Así que asegúrate de tener suficiente stock para ofrecer variedad. 

 

TOP